Qué pasará en el pueblo peruano en manos del nuevo gobierno

Ángel Artiles Díaz/articulista de El Atlántico
36 

José Pedro Castillo Terrones nacido en 1969 en el noroeste de Perú. Maestro de escuela primaria, en el 2005 inició su carrera política ingresando al partido político ‘Perú Posible’   en el Comité del departamento de Cajamarca, ubicado al Norte de los Andes, una región de muchas montañas y tupidas selvas. 

Pedro Castillo gana las elecciones presidenciales postulado por el partido ‘Perú Libre’, de ideología izquierdista. Partido que, de ser regional, se proyectó al ámbito nacional a la sombra de la quiebra del sistema de partidos tradicionales.  

Grosso modo, Pedro Castillo es uno de los ocho candidatos presidenciales que de diez y ocho, no tiene procesos penales en su contra. 

Ante el olfato del análisis político, el Presidente Electo de Perú huele a Hugo Chávez. Su  propuesta de Gobierno incluye modificar la Constitución Política, con el propósito de  reformar la misma en el aspecto económico, para que el Estado asuma un rol de empresario para competir con la empresa  privada. 

La propuesta económica fundamental de Pedro Castillo fue la de cambiar “la triste realidad neoliberalismo económico (Economía social de mercado)”, ajustando el campo económico,   la mayoría de manera drástica”, aplicando un plan de Gobierno denominado ‘Economía popular con mercado’. El mismo invento de Hugo Chávez, pero con otro nombre. 

La modificación de la Constitución  Económica de Perú incluye nacionalizar empresas de diversos sectores económicos tales como minería, todo el campo petrolero y de las comunicaciones. Recurriendo en algunos casos a la nacionalización y no la estatización. indemnizando al privado lo invertido y administrando el total de las utilidades generadas”,   

El mismo invento de Hugo Chávez, poniendo la emoción por encima de la realidad del mercado mundial, poniendo el fulgor populista a conducir la alta política estatal, sin tener a mano un plan de desarrollo basado en un proceso de reformas macroeconómicas concordadas con las adecuadas políticas públicas, que garanticen un maridaje que permita la intervención del Estado en la economía, a través de la teoría del “Estado de Bienestar”, la cual en términos económicos, configuraría a un Estado de economía mixta. 

Lo de Constitución Política, es un sofisma. Lo que realmente define un sistema de gobierno no es la ideología, sino su Constitución Económica, definida como el conjunto de normas con carácter constitucional en la cual se establece el marco jurídico que fundamentará la estructura y funcionamiento de la actividad económica, la Constitución Económica se ha plasmado en distintos modelos, tales como: Constitución Económica Liberal,  Constitución Económica Marxista-Leninista, Constitución Económica de Querétaro y Weimar, Constitución Económica Fascista y la Constitución Económica del Estado Social; que es la que la parecer, pretende Pedro Castillo implementar en Perú. Ojalá que domine ese tema.

Comparte