¿Por qué en Santiago sí y en Puerto Plata no?

236 

PUERTO PLATA.-Tras su llegada el 16 de agosto de 2016 a la Alcaldía de Santiago de los Caballeros, Abel Martínez, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), emprendió la firme decisión de devolverle a esa ciudad los espacios ocupados por particulares, incluidos terrenos municipales, las aceras ocupadas por las construcciones ilegales y hasta el sol de hoy lo sigue cumpliendo por el bien de la “Ciudad Corazón”.

Las acciones del Ayuntamiento en procura de la organización, la seguridad de los munícipes, la limpieza e higiene de la ciudad encontró rechazó por parte de los afectados, pero es normal. Pero hoy Santiago de los Caballeros es un referente para otras ciudades del país.

Con Puerto Plata hay que hacer lo mismo. Este jueves, la Alcaldía de San Felipe de Puerto Plata continuó con su política –aunque un poco tímida- de recuperar los espacios ocupados; le tocó el turno a los choferes de la ruta de carros Puerto Plata-Sosúa, organización empresarial que mantiene ocupada un área próximo al hospital Ricardo Limardo por más de 20 años con la complicidad de anteriores autoridades.

Los empresarios del transporte dicen que no fueron notificados por el Ayuntamiento, pero el cabildo dice que si fueron advertidos mediantes varias comunicaciones tras agotar dos reuniones que nunca los choferes cedieron a la petición de que desalojen el área ocupada.

Este medio nunca ha estado ni estará de acuerdo con la arbitrariedad y el maltrato aún los ciudadanos no tengan la razón, pero deben entender que los espacios públicos no pueden ser ocupados. Mucho menos por empresarios.

Una ciudad turística como Puerto Plata tan visitada por extranjeros y nacionales hay que devolverle su originalidad. Aquí los empresarios crean empresas y negocios, pero no garantizan parqueos, los pequeños comerciantes sacan sus mercancías a las aceras, las escaleras son construidas en las aceras, los motoconchos tienen paradas en la mayoría de las esquinas y la mayoría de rutas de autobuses y carros usan las calles para estacionar sus unidades.

Los conductores se pesan en rojo en los semáforos, transitan en dirección contraria, parqueamos sus vehículos en donde no es permitido aun habiendo letreros que dice que está prohibido, encima de la acera, etc, etc. ¿Esa es la ciudad que queremos?

Los choferes de carros Puerto Plata-Sosúa pueden adquirir un terreno para su parada como han hecho otras. Saben un dato, una franja en esa ruta cuesta RD$1.4 millones; sus 180 miembros pagan una cuota diaria de RD$200.00. Entonces esa empresa de transporte debería tener una buena instalación hasta con asientos para ofrecer un buen servicio a los usuarios.

Para el lunes, los directivos de la ruta de carro Puerto Plata-Sosúa serán recibidos en el Ayuntamiento, por lo que esperamos que salga una solución definitiva. Somos de opinión que el cabildo le dé un último plazo y que en presencia de periodistas y comunicadores se haga pública para que posteriormente no aleguen que no fueron avisados.

La organización debe continuar…

Comparte