Hogar de Ancianos San Antonio María Claret: Un remanso de amor, paz y esperanza en Puerto Plata

Roque de León

 135 total views,  1 views today

Hoy escribo sobre un tema sensible, el Hogar de Ancianos San Antonio María Claret que es una residencia de personas mayores, en donde viven en la actualidad temporal o permanentemente 48 personas que sobrepasan la tercera edad, en la generalidad de los casos con algún grado de dependencia.

En este acogedor lugar se brindan servicios de desarrollo personal, atención social y sanitaria; está bajo la responsabilidad de la Iglesia Católica, operado por religiosas de esa institución y asistido por una bien compuesta y organizada directiva.

El Hogar de Ancianos San Antonio María Claret está localizado en la avenida Manolo Tavárez Justo, en el sector Las Flores, del Municipio San Felipe de Puerto Plata.

Fue fundado el día 20 de noviembre del año 1973, en uno de los gobiernos del Doctor Joaquín Balaguer Ricardo, desde ese mismo instante, que es la fecha de inauguración está bajo la administración y dirección de Las Hijas de la Caridad; éstas estaban representadas por: Sor Catalina Sain, Directora, Sor Pilar Robles y Sor Leída Lay Santiago.

En el año 1992 los miembros del comité tomaron la decisión de constituir legalmente la institución sin fines lucro llamada Sociedad Protectora del Asilo de Ancianos Antonio María Claret, Inc., amparado bajo el Decreto No. 156-92, de fecha 15 de mayo del mencionado año; de inmediato fue publicado el 27 de agosto.

Para ese año la directiva estaba conformada de la manera siguiente: Sra. Ana Valverde Vda. Leroux, Presidenta; Teresa Mata Vda. Gómez, Vicepresidenta; María Marte Marión, Secretaria; Sarah Brugal Vda. Dubus, Tesorera; eran vocales los Sres. Fernando Cueto, Dr. Segundo Rafael Santana y Doña Elena Abreu Rivero.

La cantidad con la que inició sus operaciones es la misma con la que cuenta a la fecha, 48 adultos mayores, aunque en la actualidad se desarrolla una importante ampliación con la que se espera sean impactados un total de 94 internos, los que disfrutarán de una atención integral en las áreas de: Salud física, emocional, psicológica y espiritual para lo cual disponen de un personal altamente calificado, incluyendo un médico familiar de manera permanente y, un equipo de 8 (ocho) enfermeras.

Cada año la dirección del hogar de ancianos, conjuntamente con los internos, personal de apoyo y la parte sensible del colectivo puertoplateño seleccionan la última semana del mes de septiembre para agradar a los ancianos residentes con una sencilla pero lucida celebración que contiene una gran variedad de dignificantes actividades.

Este centro humanitario que brinda calidad de vida ascendente a nuestros adultos mayores, que reciben poco o ningún cuidado y afecto familiar debe ser tomado como modelo por nuestras autoridades para crear a nivel nacional una estructura que garantice un final al menos; tranquilo y digno a estas personas que en la mayoría de las veces lo han dejado todo, en búsqueda de nada.

Como puertoplateños no podemos seguir dando la espalda a una obra de bienestar social tan altruista, pero que necesita mucho más recursos económicos de los que recibe de algunas personas, empresas e instituciones así como a través del Consejo Nacional de las Personas Envejecientes (CONAPE), a los que tiene que adaptarse para poder suplir PARTE de sus necesidades básicas y sustentar lo que hasta hoy han logrado en beneficio de los adultos mayores de nuestra provincia.

Las autoridades dominicanas y la Sociedad Civil deben visitar el Hogar de Ancianos San Antonio María Claret, como una forma de sensibilización y canal de inicio del proceso de contribución necesario para que cada día un mayor número de familias puedan ser beneficiadas con sus excelentes, eficientes y humanizantes servicios.

Aunque debo decir que albergo la esperanza de que un día las familias dispongan de los recursos, tiempo y amor necesarios para dedicar a sus adultos mayores y, que no sean necesarios los Hogares de Ancianos; hasta tanto tengo que felicitar en la persona de Sor Josefina Almánzar, Directora del Hospicio, a las instituciones y personas que hacen posible esta tan delicada y comprometedora obra de afecto en favor y bienestar de quienes al final, la tranquilidad le sonríe y espera.

ROQUE J. DE LEÓN B. (MAE)

DIPLOMADO EN TÉCNICAS DE COMUNICACIÓN SOCIAL INTEGRAL

MIEMBRO DEL SNTP Y EL SINLOPP

Comparte