Cientos de feligreses acuden al concierto realizado en Anfiteatro por Iglesia Católica

 485 total views,  1 views today

PUERTO PLATA.- Puerto Plata.-Cientos de feligreses de la Iglesia Católica llenaron el Anfiteatro Puerto Plata, la noche del pasado sábado, durante el predi-concierto y “Alimenta mi espíritu Señor”, actividad que fue organizada por el Obispado de esta provincia.

La seguridad y organización primó en este evento en el que miles de cristianos católicos disfrutaron de un espectáculo cargado de música, alabanzas, prédicas y sobretodo testimonios, adoración y sanación, en un escenario lleno de luces, pantallas y efectos especiales para la comunidad que se dio cita allí.

La actividad inició oficialmente pasadas las seis de la tarde y fue transmitida y televisada a nivel nacional e internacional por la señal del canal católico; “La Voz de María” y varias emisoras radiales que retransmitieron dicho evento a nivel local.

El evento fue conducido por los Comunicadores Arsenio Almonte y Alexis Corniel.

El sacerdote Luis Amaury Díaz realizó la encomendación y oración inicial de la actividad en representación del obispo de la provincia, Julios César Amado Corniel, quien se encuentra fuera del país, atendiendo a otros compromisos. Acto seguido Alexis Corniel y su ministerio iniciaron la presentación artística con sus canciones, pidiendo se derrame el Espíritu Santo sobre los presentes.

Con canciones de alabanza se desarrolló la tarde y prima noche con esta presentación, en un ambiente muy enérgico y cargado de adoración al señor por este ministerio.

Iniciada la prédica del Reverendo Rafael Delgado Suriel (Padre Chelo), sus primeras palabras fueron de agradecimiento y veneración a la Virgen María Madre de Jesús y su bella Iglesia Católica. Concluyendo su parte con la Adoración al Santísimo y la oración por los enfermos. Siendo testigo la noche de grandes obras de sanación tanto interior como exterior.

El concierto concluyó con la Orquesta Renacer en el Espíritu la que movió a todos a ritmo de merengue, animando la velada y concluyendo de una manera alegre y divertida una noche cargada de mucho ánimo, alabanzas y adoración con un espectáculo de alto contenido visual y musical.

Comparte