¿Están documentados los innumerables casos de cáncer existentes en nuestro país?

Roque de León

 72 total views,  1 views today

Sin ser un experto me he atrevido a escribir acerca del cáncer porque es imposible que alguien que ha vivido o esté viviendo el proceso de asistir a los centros de atenciones onconlógicas se muestre indiferente e insensible ante esta realidad que a cualquiera puede impactar sin importar: raza, color, edad, religión, nacionalidad, nivel académico o económico.

Nos quedan muchas inquietudes y algunas de ellas pueden ser: cuál es el nivel de documentación que tienen las autoridades y los gremios del área de la salud en nuestro país de los casos de cáncer?, Cuál es el control estadístico con el que contamos?, Cuál es el número de los sobrevivientes por la detección a tiempo y cuáles no?, Cuántos llegan a su médico con metástasis por falta de orientación y guía, lo que hace más complejo el proceso?, Si existen esas informaciones, cuál es su utilidad y qué uso se les está dando?…

Bueno es señalar que metástasis es el término utilizado para indicar que el cáncer además del órgano afectado originalmente, ha invadido otro u otros y, la situación se convierte en más compleja, aunque nunca en intratable.

Esta afección como cualquier otra debe ser documentada en términos estadísticos para poder identificar: cuáles son los tipos de cánceres con mayores incidencias, el nivel de población que ataca con más frecuencia, en cuáles zonas del país la detección es más recurrente, entre otro.

Disponer de esas herramientas permite a las autoridades, instituciones y personas identificadas con la sensibilización del cáncer de cualquier tipo, planificar campañas de prevención, establecer y desarrollar programas de asistencia y apoyo a personas que lo necesitan.

Cualquier cáncer detectado a tiempo es como tratar una enfermedad común siempre que se desarrolle el nivel de concienciación y compromiso necesarios.

Oportuno es señalar que en el momento en que la lepra fue una amenaza para la población dominicana se desarrollaron campañas educativas y de visitas a personas afectadas, que aún persisten; más recientemente hemos vivido la experiencia del COVID-19 contra el cuál no se ha escatimado esfuerzos ni recursos en la búsqueda de su prevención y/o eliminación además de haber desarrollado una real documentación estadística.

La curiosidad que late en el interior de gran parte de la humanidad es, que si está establecido que el cáncer es el resultado de la muerte de las células buenas por parte de las malas o cancerígenas: qué ha pasado con la ciencia y los líderes mundiales que no han podido unificar suficiente tiempo y recursos para buscar respuestas satisfactorias de prevención y menos traumáticas para la cura de esta enfermedad?

Así como octubre es denominado el mes rosa o de concienciación en favor de la lucha contra el Cáncer de Mama, debemos comprometernos y participar para que cada fracción de tiempo que componen los días, semanas, meses y años, sean útiles para trabajar en la búsqueda de ese anhelado logro que la universalidad espera de la ciencia, que se pueda prevenir cualquier tipo de esta tormentosa condición de salud.

No es justo ni justificable la inversión de cuantiosos y variados recursos para explorar, conocer y viajar a través del espacio así como para promover la guerra y, que aún después de tantos años de ver familias desmembradas por la pérdida de sus mentores y proveedores económicos a causa de cualquier tipo de cáncer, no podemos explicar cuáles son las causas que lo originan y así atacarlo a sus raíces, con una efectiva prevención.

Es responsabilidad de: nosotros los ciudadanos comunes, la sociedad civil organizada y los organismos internacionales, que se supone aglutinan al liderazgo mundial y que se benefician de los impuestos que pagan los pueblos, buscar información sobre la incidencia del cáncer en los diferentes conglomerados y cuestionar a la comunidad científica para que explique si es que realmente no existe una respuesta efectiva y oportuna para prevenir y combatir esta enfermedad o, si es que no hay la intención y el interés de que eso suceda.

Vale preguntar si la organización Panamericana de la Salud (OPS), que fue creada en 1902 por la Segunda Conferencia de los Estados Americanos, es el Organismo Regional especializado en salud del Sistema Interamericano, al igual que la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (AMOR/OMS) y, su misión es liderar esfuerzos de colaboración entre los Estados miembros y otros aliados, para promover la equidad en salud, combatir la enfermedad, mejorar la calidad y prolongar la duración de la vida de los pueblos de las Américas; por qué no han logrado en tanto tiempo una eficiente y satisfactoria respuesta a todos estas inquietudes relacionadas con esta enfermedad?

En la detección a tiempo y prevención del cáncer está la clave pero para eso, necesitamos información!!

ROQUE J. DE LEÓN B. (MAE)
DIPLOMADO EN TÉCNICAS DE COMUNICACIÓN SOCIAL INTEGRAL
MIEMBRO DEL SNTP Y EL SINLOPP

Comparte