La correcta aplicación de Justicia en República Dominicana

Roque De León, articulista de El Atlántico
61 

De acuerdo a los entendidos, al final del feudalismo y el surgir de las sociedades burguesas aparecen los Estados o Naciones, en ese momento nació el Estado de Derecho que instituyó el recurso de justicia por igual para todos los ciudadanos, administrada por un organismo “imparcial” que no permitiera desviaciones en la intención original.

Por eso la aplicación de Justicia vista desde mi analfabetismo jurídico son las decisiones que toman los jueces de los tribunales y cortes en los juicios orales, abiertos y contradictorios, partiendo de los hechos planteados, las pruebas, testimonios basamentados en evidencias así como sustentados por las Leyes y Procedimientos pertinentes, siempre respetando la presunción de inocencia de los imputados.

En nuestro país con el paso del proceso inquisitorio al acusatorio (Ley 72-02) que modificó nuestro procedimiento penal, los imputados por violar las Leyes, como seres humanos tienen garantía de que los juicios en su contra sean desarrollados con estricto respeto de sus derechos fundamentales.

De igual manera, la despolitización y profesionalización de la Judicatura así como del Ministerio Público en un alto porcentaje han contribuido en ese proceso de humanización.

En adición a esto, la Ley 115-07 contra el Lavado de Activos y Antiterrorismo, Terrorismo, la complicidad y el maridaje de algunos sectores del poder económico y político de nuestra sociedad con el narcotráfico, el lavado de activo y la corrupción administrativa aún nublan el resultado positivo de esos pasos trascendentales en la aplicación de una verdadera Justicia en este país.

Esos males, que siempre existieron y que han ido creciendo de manera exponencial también han creado parámetros de comparaciones sociales y carencias profundas en las necesidades básicas en algunos segmentos de la población; que degeneran en delincuencia a todos los niveles además de la violencia de cualquier tipo, probablemente planificada y apoyada por algunos sectores que sienten afectados sus “intereses”.

Para que esa parte negativa cambie, es necesario que los cuidadanos nos comprometamos de manera consciente a seleccionar cada vez, autoridades que administren de forma diáfana nuestro sentir e intención de contar con un entorno judicial libre y seguro para desarrollar y ejercer sus responsabilidades con el marco jurídico y el ambiente apropiado.

Otro de los sistemas que debemos cambiar si en verdad queremos transformar de manera positiva el sistema de aplicación de Justicia es, la forma de seleccionar a los Jueces de las diferentes Cortes y Tribunales.

Esa selección debe hacerse con el mismo sistema y criterios utilizados para escoger los miembros de la Junta Central Electoral que presidiera el Dr. Estrella Sadhalá y, de las Juntas Municipales donde la Sociedad Civil jugó un rol protagónico.

De esa forma se coloca tan delicada tarea, fundamental para crear confianza, respeto y seguridad, fuera del total alcance de los políticos no importa en cuál de los poderes se desempeñen.

Cuando logremos eso estaremos creando un verdero sistema de Aplicación de Justicia, garantista de los derechos fundamentales de los seres humanos pero también, de que se aplique el mandato de la Ley sin contemplación ni distinción a quienes la transgredan.

ROQUE J. DE LEÓN B. (MAE)
DIPLOMADO EN TÉCNICAS DE COMUNICACIÓN SOCIAL INTEGRAL
MIEMBRO DEL SNTP Y EL SINLOPP

Comparte