Golpe de estado a Bosch cumple 58 años

Rómulo Briceño Suero
149 

Por: Rómulo Briceño Suero

El próximo sábado 25 de septiembre se cumplen 58 años del golpe de estado al gobierno presidido por el profesor Juan Bosch, elegido el 20 de diciembre de 1962, en las primeras elecciones después de la muerte y caída del régimen de Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Bosch, quien ganó con un 58.70 % (628,495) contra un 30.08 % (315,877) de su más cercano contendor, Viriato Fiallo; se juramentó el 27 de febrero y fue derrocado el 25 de septiembre del mismo año.

Ampliando sobre el golpe de estado debemos señalar que contra Juan Bosch se comenzó a conspirar desde antes de las elecciones del 20 de diciembre de 1962 y la mejor prueba fue la acusación de comunista que le imputó el clero dominicano en contubernio con la oligarquía.

En diciembre 18 del 1962, dos días antes de las elecciones, Bosch y el padre jesuita Lautico García, su más prominente acusador comparecieron en un programa de televisión y aunque Bosch salió airoso, el germen de la conspiración había sentado precedentes.

El día 28 de diciembre del 1962, a penas 8 días de haberse celebrado las elecciones y estando Bosch ausente pues había iniciado un viaje el 22 del mismo mes, con su esposa, que lo llevó a los EUA y luego a Europa por espacio de dos meses aproximadamente, la conspiración se trasladó a “Palma Sola” un apartado lugar de la geografía nacional, ubicado en la provincia de San Juan de la Maguama, donde los mellizos Ventura en franco desafíos a las autoridades e invocando a papá Liborio (Liborio Mateo Ledesma), dieron lugar a un trágico incidente.

Dicho incidente les costó la vida a varias personas, entre los que se encontraba, el general Miguel Rodríguez Reyes, señalado por el rumor público como posible secretario de las FFAA, en el gobierno de Bosch.

Es bueno resaltar en este pequeño relato, que las únicas personas con armas de fuego eran las tropas enviadas por el Consejo de Estado, por lo que se considera que la muerte de los liboritas como de Rodríguez Reyes fue una acción conspirativa para evitar el ascenso de Bosch.

Ensayo de democrático

Después de la Toma de posesión la conspiración tomó un carácter epidémico y la población tenía la certidumbre de que se iba acostar con un presidente e iba amanecer con otro. Las constantes huelgas, los llamados mítines de reafirmación cristriana, como las torpezas de los funcionarios públicos para resolver y solucionar los problemas acusiantes del pueblo dominicano, así como también, el cambio notorio en el discurso de Bosch que de conciliador (borrón y cuenta nueva) sufrió una metamorfosis intolerante (aplicación de la aplanadora en los empleos públicos).

Finalmente, la oposición absurda de la gran mayoría de los partidos políticos (con excepción del 1j4), juntos a la oligarquía y el clero y partes de los medios de comunicación, la tarea del gobierno era agotadora y frustrante. En esa situación el periódico “El Mundo”, de Puerto Rico, tal como señala Gómez Berges, le pidió a Bosch “detener a tiempo el curso trágico que han tomado los acontecimientos dominicanos”, Todo parecía indicar que la suerte estaba echada, el 25 de septiembre de 1963 terminó el ensayo democrático iniciado siete meses antes.

Comparte