Combate de la pobreza!!

Roque De León, articulista de El Atlántico
45 

En los últimos tiempos he escuchado a muchos gobernantes hablar de este tema sin éxito alguno en la práctica, pero desde mi óptica combatir la Pobreza es crear las condiciones y oportunidades requeridas para que cada ser humano pueda acceder a: beneficiarse de una planificación incluyente y enfocada hacia el crecimiento y desarrollo humano; disfrutar de Marcos Jurídicos bien definidos y que se hagan cumplir; educación y formación integral basadas en los buenos valores; servicio de agua potable; sistema sanitario como requieren estos tiempos; alimentación equilibrada; Salud Pública de calidad; viviendas dignas; Medio Ambiente saludable; concienciación y compromiso ciudadano, hábitos de ahorro bien incentivados, motivar la creatividad, el desarrollo del pensamiento crítico y el emprendimiento; de la misma manera, que las perspectivas de prosperidad y el progreso familiar sean bien planificados.

El incumplimiento con esos indicadores representa el inicio de las deudas sociales acumuladas desde el origen mismo de la humanidad donde han existido los niveles de división de los poderes: sociales, políticos y económicos en los que el más fuerte impone su voluntad.

Encontramos demarcaciones geográficas en las que las comparaciones entre unas y otras es imposible, debido a las grandes brechas de desigualdades creadas en áreas vitales como es por ejemplo, la tecnología, por la falta de interés y cooperación desde el ámbito de los que tienen mayor capacidad de recursos para dedicarlos a la investigación hacia los que nada o menos tienen.

Está claro qué, la reducción en la falta de: planificación, la brecha digital, corrupción administrativa y recursos para la investigación abre las posibilidades del crecimiento de los individios y las sociedades que es el primer paso para ir mitigando la desigualdad relativa, que crea la insastifacción de las necesidades básicas a un alto porcentaje de las poblaciones a las que frena su necesario avance.

No podemos seguir engañándonos haciendoles creer a los pobres e indigentes que con la entrega de una caja contentiva de algunas raciones alimenticias y/o bonos en épocas específicas del año se elimina la pobreza, eso sólo los hace más pobres y miserables.

Este objetivo se logra con la creación de verdaderas políticas y planes sociales enfocados hacia: la educación y formación integral e incluyente, enseñar a pensar y ser independientes, la alimentación claramente definida, la construcción de viviendas dignas a bajo costo donde no tengan que amanecer seis personas o más en una misma habitación, la construcción de sistemas de agua potable y cloacales, sistema vial en óptimas condiciones; pero sobre todo preservar nuestro Medio Ambiente.

Es inaceptable que las diferencias entre sectores de la misma ciudad sean tan notorias, que cuando pasamos por algunas zonas residenciales estén tan bien ambientados que siempre huelen a flores mientras en otros su hedor permanente es a aguas negras no tratadas.

Si en verdad queremos y estamos dispuestos a combatir ese flajelo cruel, la sociedad, el empresariado y los administradores de los bienes del Estado, tenemos la responsabilidad de humanizar el uso de los recursos con los que contamos.

En mi caso particular reconoceré la existencia del combate a la Pobreza cuando nuestras sociedades de “Tercer Mundo” se organicen no para de rodillas pedir dádivas a las del “Mundo Desarrollado” y sus aliados o cómplices sino para contribuir a que se nos retribuyan los daños irreparables causados a nuestro: hábitat, recursos humanos y a la economía en general; de igual manera que se plasmen en el plan de ingresos, inversiones y gastos públicos los recursos y proyectos necesarios para ir disminuyendo la gran Deuda Social creada y acumulada en el tiempo, que hace ver dentro de un mismo país, dos diferentes.

Ese propósito se logra sólo con un colectivo concienciado por la educación y la formación que lo conduzca a comprometerse en la consecución de que los escasos recursos naturales y de producción que poseemos, sean invertidos y distribuidos de forma equitativa en beneficio de todos.

ROQUE J. De LEÓN B.
DIPLOMADO EN TÉCNICAS DE COMUNICACIÓN SOCIAL INTEGRAL
MIEMBRO DEL: SNTP Y EL SINLOPP

Comparte