Unas 10.000 personas desplazadas por el riesgo de erupción del volcán Mayón en Filipinas

Loading

Manila, EFE.- Alrededor 10.000 residentes que viven a menos de seis kilómetros del volcán Mayón en la provincia de Albay, al noreste de Filipinas, han abandonado sus casas ante el creciente riesgo de erupción, informaron a EFE este viernes las autoridades locales.

Aproximadamente la mitad de las 20.000 personas cuyos hogares se encuentran en un radio de menos de seis kilómetros -la distancia que las autoridades filipinas han marcado como inseguras – han decidido dejar sus casas, detallaba a EFE un oficial de barangay (barrio) de la ciudad de Daraga, próxima al Mayón.
Algunos residentes se muestran recelosos de abandonar sus hogares en esta ciudad ante posibles robos de enseres personales y ganado.

En su actualización diaria, la agencia sismológica de Filipinas (Phivolcs) alertó de la continua caída de rocas volcánicas y un aumento de la actividad sísmica, así como de la emisión de dióxido de sulfuro.
Phivolcs, que este jueves elevó la alerta de 2 a 3 (de 5), no ha forzado por el momento las evacuaciones alrededor del Mayón, pero recomienda las mismas ante el elevado riesgo de erupción volcánica.

Durante la pasada noche, pequeños arroyos de lava descendían por el emblemático volcán, cuya forma cónica casi perfecta es una de las atracciones principales de la provincia de Albay (isla de Luzón), y su capital Legazpi (unos 200.000 residentes) está solo a 11,2 kilómetros del Mayón.

Al oeste de la misma isla de Luzón, el volcán Taal continúa emitiendo gases tóxicos, lo que ha provocado un incremento en el número de personas con problemas respiratorios en las aldeas colindantes.

El aumento de la actividad sísmica -que ha continuado en las últimas 24 horas según Phivolcs- mantiene en alerta a las autoridades debido a su cercanía con Manila (unos 80 kilómetros).

Por su parte, las autoridades aeroportuarias filipinas prohibieron este lunes que los aviones sobrevolaran las inmediaciones del Mayón y el Taal a menos de un radio de 3.048 kilómetros.

Las últimas erupciones del Taal y del Mayón, en 2020 y 2018, respectivamente, forzaron la evacuación de decenas de miles de personas y mantuvieron en alerta varios días a los residentes de Manila y Legazpi.

Comparte