Nueva York levantará restricciones por Covid

 311 total views,  1 views today

La ciudad de Nueva York, que se ha enorgullecido de tener las restricciones más severas para la pandemia de coronavirus, anunció el viernes que levantará muchas de ellas la sema­na próxima, incluyendo el mandato de uso de mas­carillas en las escuelas pú­blicas y los requerimientos de vacunación en restau­rantes e instalaciones cul­turales.

Parado en la céntrica Ti­mes Square, el alcalde Eric Adams dijo que aunque la pandemia de COVID-19 no se acabó, se siente con­fiado en que ahora es ino­cuo enviar a los niños y maestros a las escuelas sin máscaras, a partir del lu­nes.

“Queremos ver los rostros de nuestros hijos. Quere­mos ver sus sonrisas”, di­jo, y añadió que los padres podían seguir enviando a sus hijos a la escuela con los rostros cubiertos si lo deseaban.

Los negocios individuales pueden decidir aún que mantendrán los requeri­mientos de vacunación y mascarillas, pero a partir del lunes la ciudad no re­querirá más que se revisen tarjetas de vacunación.

La Broadway League di­jo que mantendrá ambos requerimientos en sus tea­tros al menos hasta el 30 de abril.

La decisión de Adams se anuncia en momentos en que muchas otras ciuda­des grandes que habían im­puesto regulaciones por el CVID-19 las han levantado.

Illinois levantó el requeri­miento de mascarillas pa­ra muchos espacios interio­res el lunes. Chicago dejó de requerir prueba de vacuna­ción para cenar en restau­rantes. A partir del viernes, los residentes del condado de Los Ángeles no tenían re­querido más usar mascari­llas, en restaurantes, bates, gimnasios, tiendas y otros negocios.

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfer­medades dijeron a finales del mes pasado que la ma­yoría de los estadouniden­ses pueden ahora dejar de usar mascarillas, incluyen­do los estudiantes.

El demócrata Adams dijo el fin de semana que levanta­ría los mandatos si las infec­ciones y hospitalizaciones seguían bajando. Resaltó entonces que los mandatos podrían ser reimpuestos si emerge una nueva variante del coronavirus que, como el ómicron, representa un peligro especial.

Comparte