“China como el principal desafío de EE.UU.”: el Pentágono agiliza esfuerzos para competir con Pekín

70 

El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, emitió este miércoles una directiva interna para centrar los esfuerzos del Pentágono en la tarea de contrarrestar a China, calificada como el desafío número uno. “Ahora le toca al Departamento ponerse a trabajar”, afirmó Austin.

Algunas de las iniciativas para agilizar el enfoque contra China permanecerán clasificadas, pero el Pentágono dio a conocer que muchas tienen como objetivo reforzar la cooperación con los aliados y socios de Washington, especialmente en la región del Indo-Pacífico, así como acelerar el desarrollo de nuevos conceptos operativos e impulsar la disuasión en materia militar en todos los ámbitos.

El documento clasificado con las recomendaciones aceptadas del grupo de trabajo sobre China, que fue establecido por la Administración de Joe Biden en febrero para reevaluar la estrategia nacional hacia Pekín, prevé más ejercicios militares con los aliados de EE.UU., y Austin también anunció que va a acelerar el modelo de acciones militares conjuntas a través de las “fases de experimentación y creación de prototipos”.

Al reafirmar que China plantea retos de seguridad “como el principal desafío de EE.UU.”, el Pentágono pretende destinar a su lucha contra el gigante asiático grandes recursos del presupuesto de defensa, que Biden solicitó fijar en 715.000 millones de dólares para el próximo año.

La subsecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, afirmó el martes durante un evento virtual organizado por el Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense (CNAS) que China “es cada vez más competitiva y tiene una capacidad única de desafiar el sistema internacional y los intereses estadounidenses dentro de él”.

“Para promover los intereses estadounidenses, el departamento debe estar preparado no solo para servir de apoyo a nuestras herramientas diplomáticas y económicas […] sino también para disuadir la agresión militar. Esto es especialmente cierto con respecto a China”, declaró Hicks.

Pese a que Biden prometió revertir o distanciarse de muchas de las políticas de su predecesor Donald Trump cuando llegó al poder, su Administración continúa la línea dura cuando se trata de China. La propia Hicks reconoció el “hilo de continuidad” y las similitudes del enfoque del actual mandatario estadounidense con la estrategia de Trump, que a su vez también buscaba competir con China y Rusia.

Fuente: RT

Comparte