Un referente vial destruido

Fuente: Imágenes de nuestra historia

 473 total views,  1 views today

Por considerarlo de interés reproducimos este artículo

La línea divisoria entre las provincias de Santiago y Puerto Plata en La Cumbre en la carretera Luperón, inaugurada en 1928, era marcada por dos monolitos que en dos de sus caras llevaban el nombre de las provincias colindantes y eran coronados por una esfera soportada en una base cuádruple, similares a los que existieron en La Cumbre de la antigua carretera Duarte cuando fue inaugurada en 1922.

Desaparecidos los de la carretera Duarte, los pedestales de la carretera Luperón constituían piezas únicas. Con el tiempo, uno fue eliminado y permaneció en el suelo junto al restante.

Lamentablemente, esa condición de resto único no fue atendida ni siquiera por el Ministerio de Obras Públicas y lo que pudo haber sido un referente excepcional de los iniciales sistemas viales modernos de comunicación en el país desapareció.

Hoy solo quedan los restos maltrechos de su coronamiento, abandonados en una calzada al lado del puesto de la Policía Nacional en La Cumbre.

Fotos: Miguel Alfredo Rojas Hernández y Edwin Espinal Hernández.

Fuente: IMÁGENES DE NUESTRA HISTORIA.

Comparte