Pompeo da por muertas las negociaciones de paz con los talibanes de Afganistán

Loading

RT.- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha declarado este domingo que las negociaciones de paz en Afganistán están suspendidas y que Washington seguirá presionando a los integrantes del movimiento talibán y prestando apoyo militar a las tropas afganas hasta que los talibanes hagan compromisos significantes de su parte.

Cuando le preguntaron en ‘Fox News Sunday’ si se puede dar por muertas las negociaciones, Pompeo respondió que “por el momento lo están”.

Este sábado Donald Trump anunció la cancelación de las negociaciones de paz con líderes talibanes que tenía previsto mantener en el complejo presidencial de Camp David, en Maryland. El paso se debió al ataque en Kabul la semana pasada atribuido al movimiento, en el que murió un soldado estadounidense y 11 personas más.

Diplomáticos estadounidenses tardaron meses en abordar con los representantes de los talibanes un plan que posibilite la retirada de miles de soldados de EE.UU. a cambio de garantías de seguridad de parte de los miembros del movimiento.

“EE.UU. sufrirá más que nadie”

Tras la cancelación de las negociaciones, los talibanes declararon este domingo que esta decisión “perjudica la credibilidad” de EE.UU. y conllevará pérdidas entre sus soldados. “Los estadounidenses sufrirán más que nadie por cancelar las negociaciones”, aseveró su portavoz, Zabihullah Mujahid.

En un comunicado, el movimiento Talibán ha afirmado que las preparaciones para firmar un acuerdo transcurrían con normalidad, pero ahora que todo está cancelado los talibanes seguirán con la continua yihad contra la ocupación extranjera, y se muestran seguros de su “victoria”.

Para el movimiento Talibán la prioridad es la retirada de las tropas de EE.UU., mientras que el objetivo de Washington es que Afganistán no vuelva a convertirse en un refugio para extremistas como los de Al Qaeda, que orquestaron los atentados del 11-S desde territorio afgano.

Los talibanes se niegan a dialogar con el Gobierno afgano por considerarlo un ilegítimo régimen “títere”. El presidente Ashraf Ghani, que busca lograr un segundo mandato en las elecciones previstas para el 28 de septiembre y canceladas ya dos veces, ha instado al cese del fuego y negociaciones directas bilaterales con sus líderes.

Comparte

 

Array