La Copa, singular cascada por explorar en el Este

238 EL SEIBO. Con un nombre muy singular, pero a la vez acogedor, entre las rocas y madrigueras de la Sierra de El Seibo, se presenta imponente el salto “La Copa”, una copiosa cascada de agua por explorar en la zona Este.

También conocida como “La Tumba”, la cascada desciende en forma de cono, con un grosor más ancho arriba y estrecho abajo, lo que para los lugareños denominan La Copa, por la formación que hace la caída libre del agua.

Bañarse en sus aguas casi gélidas es la diversión más placentera que se lleva uno del lugar, premiado por un acentuado bosque tropical.

Tiene una altura de más de 15 metros de caída de agua, que proviene de un apacible charco, que viene reuniendo agua de entre los árboles por escorrentías subterráneas.

La caída del agua permite la formación de hermosas chorreras que forman pequeñas cascadas en el trayecto del afluente, que con agua blanquecina, van aclarando la oscuridad que deja el copioso bosque que lo rodea.

La Copa es un salto para turistas aventureros, por lo escabroso y empinado del terreno para llegar.

Se sabe cuando se está cerca por el bullicio y trinar de las aves, que se espantan ante la presencia de forasteros en su hábitat.

Para llegar hasta él, es necesario abrazarse al aroma de la naturaleza, los árboles y deslizamientos y caídas repentinas, por entre trillos y rocas de la montaña que soporta esta otra belleza de la madre naturaleza.

Comparte