EE.UU exige a China usar su influencia sobre Irán para perpetrar ataques contra Israel

Loading

En un reciente intercambio diplomático que subraya la complejidad de las relaciones internacionales en Medio Oriente, Antony Blinken, el secretario de Estado estadounidense, ha instado a China a ejercer su influencia sobre Irán para evitar posibles ataques contra Israel.

Esta solicitud se produce en el contexto de crecientes tensiones en la región, exacerbadas por un ataque aéreo el 1 de abril contra el edificio del consulado iraní en Damasco, Siria, el cual resultó en la muerte de varios comandantes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC), incluyendo a dos generales.

Este incidente ha suscitado preocupaciones sobre represalias por parte de Teherán.

Durante la conversación telefónica con su homólogo chino, Wang Yi, Blinken enfatizó la importancia de que Beijing utilice su influencia para moderar las acciones de Irán. A su vez, Wang pidió a Estados Unidos asumir “un papel constructivo” en mediar en las crisis de Medio Oriente.

Además, el máximo diplomático de China condenó enérgicamente el ataque contra el consulado iraní, destacando el derecho inviolable a la seguridad de las instituciones diplomáticas y la necesidad de respetar la soberanía tanto de Irán como de Siria.

Los Estados Unidos, por su parte, han realizado llamamientos públicos instando a China a tomar una postura más activa en el abordaje de la crisis, específicamente en lo que respecta a presionar a Irán, un conocido soporte de Hamás. “China seguirá desempeñando un papel constructivo en la resolución de la cuestión de Oriente Medio y contribuirá a enfriar la situación”, afirmó Mao Ning, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino. Esta declaración refleja la disposición de China a involucrarse más activamente en la región, aunque subrayando el rol que Estados Unidos debe jugar en este escenario.

Israel, por su parte, no ha confirmado su responsabilidad en el ataque al consulado iraní en Damasco. Sin embargo, ha argumentado que los edificios atacados eran utilizados como sitios militares por el IRGC, al cual Estados Unidos ha designado como un grupo terrorista.

La situación en Medio Oriente continúa siendo sumamente frágil, con actores internacionales como Estados Unidos y China jugando papeles cruciales en la búsqueda de estabilidad y seguridad.

Las implicaciones de este diálogo entre Estados Unidos y China revelan la complejidad de las dinámicas geopolíticas en Medio Oriente, especialmente en lo que respecta a las tensiones entre Irán e Israel. Con ambos países ejerciendo su influencia sobre el escenario, la comunidad internacional permanece atenta a cómo estas interacciones podrían modelar futuras políticas y relaciones en la región. La capacidad de China para moderar las acciones de Irán y la disposición de Estados Unidos para asumir un papel constructivo serán cruciales en los esfuerzos por mantener la paz y evitar una escalada de conflictos.

Comparte

 

Array