Un padre “ejecuta” a sus tres hijos de 3, 4 y 7 años con un rifle tras ponerlos en línea en Estados Unidos

Loading

Un hombre de Ohio acusado de disparar mortalmente a sus tres hijos pequeños admitió haber planeado los asesinatos y haberlos puesto en fila antes de ejecutarlos con un rifle, dijeron los fiscales este viernes.

Chad Doerman, de 32 años, que también está acusado de herir a la madre de los niños en la casa de la familia, ha sido acusado de asesinato con agravantes, informaron las autoridades.

El fiscal jefe del Tribunal Municipal del condado de Clermont, David Gast, declaró durante la comparecencia de Doerman el viernes que uno de los niños trató de huir a un campo cercano, pero Doerman “cazó” a su hijo y lo trajo de vuelta a su casa antes de matarlo.

La fianza de Doerman se ha fijado en 20 millones de dólares. Estaba detenido en la cárcel del condado de Clermont.

Los agentes respondieron a la casa en Monroe Township poco antes de las 4:30 p.m. del jueves después de recibir un par de llamadas al 911, una aparentemente de la madre que estaba gritando que “sus bebés habían sido baleados” y otra de un automovilista que pasaba que dijo que una niña estaba corriendo por la calle afirmando que su padre estaba matando a la gente, informó un comunicado de prensa de la Oficina del Sheriff del Condado de Clermont.

Los agentes encontraron a tres niños de 3, 4 y 7 años fuera de la casa con heridas de bala e intentaron salvarles la vida, pero murieron en el lugar.

“Sujetaron a estos niños sabiendo que no podían hacer nada”, dijo Gast. “¿Cómo se puede dejar de ver ese tipo de abominación?”.

Las autoridades no han revelado el nombre de los niños ni el motivo de los disparos.

La oficina del sheriff comunicó que la madre de 34 años, que no fue identificada, estaba fuera de la casa y había sufrido un disparo en la mano. Fue trasladada a un hospital con heridas que no parecían poner en peligro su vida.

Doerman fue hallado sentado en una entrada de la vivienda y detenido sin incidentes. Fue acusado de tres cargos de asesinato con agravantes el viernes, cuando un fiscal declaró ante el tribunal que Doerman había admitido haber alineado a los niños en el patio y haberles disparado.

Los vecinos de Monroe Township, a unos 120 kilómetros al oeste de Columbus, informaron que habían oído varios disparos en lo que, según ellos, suele ser un barrio tranquilo y apacible.

“Estaba sentada en el garaje y, de repente, oigo ‘boom, boom’ y como cinco más, y yo estaba como, ‘Son siete disparos’”, dijo Alexis Spoonamore a WLWT-TV en Cincinnati. “Estoy temblando. Fueron muchos. Fue feo”.

Fuente: AP

Comparte