La OMS alerta sobre un posible aumento de COVID-19 en Ucrania

 116 total views,  1 views today

Después de una semana de iniciada la invasión de Rusia a Ucrania, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que es muy probable que se produzca un aumento significativo de COVID-19 en Ucrania debido al conflicto bélico.

“Antes del conflicto, Ucrania experimentó un aumento reciente de casos de COVID-19. Las bajas tasas de pruebas desde el comienzo del conflicto significan que es probable que haya una transmisión significativa no detectada junto con una baja cobertura de vacunación. Esto aumenta el riesgo de que un gran número de personas desarrollen una enfermedad grave”, afirmó el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Y agregó que el desplazamiento masivo de personas aumentará la transmisión de COVID, lo que también ejercerá una mayor presión sobre los sistemas de atención médica en los países vecinos. Desde el inicio de la invasión, se contabilizaron más de un millón de personas desplazadas que huyeron de Ucrania.

A medida que se acelera la campaña militar de Rusia, los hospitales de Ucrania se están quedando sin suministros médicos críticos. “A lo que nos enfrentamos ahora en Ucrania es a una doble crisis”, dijo Máire Connolly, profesora de salud global en la Universidad Nacional de Irlanda en Galway, quien ha estudiado el vínculo entre conflicto y enfermedad. En una entrevista, Connolly dijo que estaba preocupada no solo por las amenazas de la pandemia de coronavirus, sino también por el brote de poliomielitis en Ucrania, que los expertos mundiales habían tratado de sofocar durante meses. También dijo que teme el posible resurgimiento de la tuberculosis durante el conflicto actual.

“Como hemos visto en las guerras a lo largo de los años, los virus y las bacterias están felices de explotar aquellas situaciones en las que los seres humanos están bajo presión. Estos factores aumentan el riesgo de brotes entre una población que ya está lidiando con el trauma del desplazamiento forzado”, agregó Connolly, citando cómo los refugiados que huyen de los conflictos armados pueden terminar en condiciones de hacinamiento y sin suficiente agua, alimentos y saneamiento. “Las enfermedades infecciosas explotan despiadadamente las condiciones creadas por la guerra”, aseguró el doctor Bruce Aylward, asesor principal de la OMS, durante una conferencia de prensa en Ginebra, advirtiendo que los refugiados son particularmente vulnerables a enfermedades graves y muerte en tiempos de guerra.

Al menos tres importantes plantas de oxígeno ahora están cerradas en Ucrania debido a los combates, según la OMS. Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que los suministros médicos entregados a Kiev antes de que Rusia invadiera la nación son actualmente inaccesibles y pidió un corredor humanitario seguro para entregar suministros médicos muy necesarios a Ucrania. También hay escasez de medicamentos contra el cáncer e insulina, según la OMS.

El doctor Mike Ryan, director de emergencias de la Organización, complementó la información y explicó que la semana pasada unas 2.000 personas necesitaban oxígeno por causas relacionadas con el coronavirus y que ese número aumentará con las intervenciones quirúrgicas u otras causas médicas. “El oxígeno no sólo salva vidas para el COVID. El oxígeno salva vidas y punto. Lo necesitas cuando lo necesitas. No puedes esperar a mañana para tener oxígeno. No puedes esperar hasta la semana que viene. No se puede poner en una lista de espera. El oxígeno te salva la vida ahora y cuando lo necesitas, lo necesitas. Ucrania lo necesita”, detalló.

Ryan dijo que la OMS está entregando equipo quirúrgico para amputaciones e injertos de piel y huesos. Un cargamento de 36 toneladas métricas de suministros médicos para atención de traumatismos y cirugía llegará a Polonia el jueves para satisfacer las necesidades de 1.000 pacientes y otros suministros para ayudar a 150.000 personas en Ucrania.

La agencia de ayuda de las Naciones Unidas advirtió que el riesgo de otro contagio de COVID está creciendo a medida que cientos de miles de personas huyen de la invasión rusa a los vecinos de Ucrania en Polonia y en otras partes de Europa. Ucrania sufrió un aumento del 555% de casos de COVID, impulsado principalmente por Ómicron, en enero y febrero, según un informe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Ayer, la OMS manifestó ayer su “preocupación” por los informes sobre ataques contra hospitales y sitios sanitarios durante la invasión rusa a Ucrania. “Estamos muy preocupados a causa de informaciones sobre ataques contra instalaciones sanitarias”, indicó el director general de la OMS.

“La sanidad y neutralidad de la atención médica, lo que incluye a los trabajadores de la salud, suministros, transportes e instalaciones para pacientes, así como el derecho a un acceso seguro a dicha atención deben ser respetados y protegidos”, concluyó.

Comparte